Durante las últimas dos décadas, el aceite de palmaha sido el as en la manga de la industria alimentaria ante las crecientes protestas de los consumidores, que pedían que se sustituyera a las grasas trans -o hidrogenadas- en los alimentos elaborados por una alternativa que no presentara tantos riesgos para nuestra salud.

Primero en Estados Unidos oficialmente -debido a la prohibición formal de las grasas trans en la industria alimentaria- y después en la Unión Europea, sin que medie todavía prohibición, las grasas hidrogenadas han desaparecido de nuestros alimentos como agente espesante y estabilizante y han sido arrasadoramente sustituidas por el aceite de palma.

Leer Mas

https://www.eldiario.es/consumoclaro/cuidarse/motivos-mantener-aceite-alejado-estomago_0_732127644.html